viernes, 30 de diciembre de 2011

TEXAS KILLING FIELDS


Tres agentes de la policía de Texas deberán enfrentarse a las sucesivas muertes de varias jóvenes. El agente Brian Height (Jeffrey Dean Morgan), religioso y metódico, vive obsesionado por los asesinatos e intenta proteger a la joven Anne (Chlöe Grace Moretz) de su familia, compuesta por una madre alcohólica (Sheryl Lee), un hermano sonado y una larga cola de amantes que miran con malos ojos a la niña.
El compañero de Height, el detective Mike Souder, que ha regresado a su lugar de origen tras trabajar una temporada en la policía de NY, estuvo casado con Pam Stall (Jessica Chastain) y ahora, tras el divorcio, no tienen una relación demasiado buena.
El ambiente del lugar, sus habitantes, un proxeneta y su violento amigo serán parte de las piezas del puzzle que estos agentes deben resolver cuando la vida de uno de los personajes corre peligro.
Dirigida por Ami Canaan Mann, hija de Michael Mann, demuestra que de casta le viene al galgo, realizando una película, que sin ser perfecta, es una muy buena opera prima dentro del género policiaco y sabe retratar a la perfección el lugar, su humedad, el calor pegajoso que parece traspasar la pantalla y ofrecernos una historia que no sucede en los espacios habituales, como New York o L.A.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada