lunes, 18 de julio de 2011

THE YELLOW SEA


Esta película nos narra la historia de un taxista, lleno de deudas por su afición al juego. Su esposa se marchó hace tiempo a Corea para conseguir un trabajo y la obsesión del protagonista es reencontrarse con ella, ya que piensa que le es infiel.
Un capo de la mafia local le ofrece hacer un trabajo. Deberá asesinar a una persona en Corea y a la vuelta le estará esperando una suculenta cantidad de dinero en su cuenta, además de serle perdonada su deuda.
Tras un penoso viaje en barco, el taxista llega a Corea y comienza a trazar un plan para cumplir con su encargo. Pasan los días y mientras observa el edificio donde vive el profesor al que debe matar, aprovecha para intentar encontrar a su mujer.
Llega el día y cuando va a ejecutar su plan, aparecen dos tipos y atacan al profesor, éste se defiende ferozmente y logra matar a sus atacantes. Es entonces cuando el chófer del profesor sube a ver qué ocurre. Aprovechando la situación, el taxista sube también y es testigo de cómo el conductor asesina a su jefe.
A partir de aquí la situación se descontrola y el protagonista se ve inmerso en una guerra entre bandas mafiosas, la búsqueda de su mujer y su propia supervivencia, ya que la policía piensa que ha sido él el asesino.
La cinta está dividida en cuatro capítulos: Taxista. Asesino. Joseon (inmigrante chino en Corea) y Yellow Sea (se refiere al mar que une estos países).
Hong-jin Na, director coreano que ya nos alucinó con su primera película, el thriller The Chaser, crea una nueva historia que mezcla la crítica social con el thriller todo ello bien aderezado por varias escenas (sobre todo una par de persecuciones) que ya queda entre lo mejor del cine asiático de este año pasado.
El único pero es que la versión que circual de la cinta está subtitulada en inglés, para aquellos que no manejen demasiado bien la lengua de Shakespeare...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada