miércoles, 3 de noviembre de 2010

THE TOWN. CIUDAD DE LADRONES.


Con su anterior película como director, Gone, baby, gone; Ben Affleck demostró que había encauzado su carrera, alejado ya de aquella época de "locura" en la que interpretó un buen puñado de títulos olvidables. Dirigió una historia basada en la novela de Dennis Lehane y la verdad es que resultó ser un director de cine con recursos, huyendo de la pirotecnia a la que nos tienen acostumbrados otros realizadores, Affleck toma un camino digamos, más "clásico". Podíamos decir que sus referentes son John Frankenheimer, Clint Eastwood o Sidney Lumet. Buenos espejos a los que mirar, desde luego.
En The Town, el director regresa a Boston y nos presenta a un grupo de atracadores, expertos en lo que hacen, a excepción de Jimmy, un tipo que en cualquier momento puede explotar y causar el desastre (acojonante Jeremy Renner). Todo les va bien hasta que atracan un banco y se llevan de rehén a la directora. Desconfiado, Jimmy pretende eliminarla y es por eso que Doug (Affleck) decide seguirla. Una cosa llevará a la otra y terminará enamorándose de ella.
Mientras tanto, un agente agente de FBI (Jon Hamm, de Mad Men) no ceja en su empeño de pillar a los ladrones y pondrá toda la carne en el asador, utilizando los medios con los que cuenta y algunos no demasiado legales.
Muy buena película, con unas adecuadas actuaciones. Sobresalientes en el caso de Renner y Hamm. Cuenta con escenas de acción perfectamente planificadas, en las que vemos lo que sucede en todo momento sin marearnos.
Si Ben Affleck continúa por este sendero, le auguro un brillante futuro en el mundo de la realización.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada