miércoles, 3 de noviembre de 2010

LOS OJOS DE JULIA


Lo siento, de verdad. Pero estoy cansado de que por ser española, a una película se le dé un tratamiento "especial" por parte de un sector de la crítica patria. Ocurrió lo mismo con la funesta "La Herencia Valdemar", pestiño como pocos, pero como es una película de "terror lovecraftiano" pues hay que auparla al Olimpo.
Y por qué digo todo esto, pues porque he leído ya más de una crítica sobe la película protagonizada por Belén Rueda en la que alaban esta producción española y para nada, todo lo contrario.
En primer lugar, la primera hora de la película es de lo más cansina, con una investigación por parte de la protagonista que hace que surja más de un bostezo en la platea. Y el pobre Lluis Homar, al que se le ve perdido...
Se nos pretende vender la moto de lo fantástico con un villano que se confunde entre las sombras, resultando invisible para el ojo humano. Antológica la escena en plano subjetivo del tipo escapando del hotel... ¿Llevaba puesta la capa de Harry Potter?
Desde el momento en que la prota se queda ciega, la cámara baja un palmo y nos impide ver los rostros del resto de los personajes. Jugada tramposa que, de todas formas, no logra enmascarar quién es el asesino.
En el último tramo de la cinta se destapan varios personajes sin lógica ninguna, simplemente porque sí, para dar un cierto "interés" a lo que estamos viendo (me refiero a la madre, al vecino satiro, a la hija de éste y su ubicuidad... No diré más).
Y por último y lo más descarado, "homenajea" o copia a otras películas con argumento peligrosamente parecido (Sola en la Oscuridad, Jennifer 8...) Porque si no que venga alguien y me explique el tema de la cámarita de fotos. ¡Que tenemos memoria cinematográfica!
Como colofón, una última escena que te deja con la boca abierta, por lo inapropiada y cursilona (Imagino quw será un otro tributo al Cosmos de Carl Sagan...)
Que sí, que hay que hacer cine de género en nuestro país. Pero mejor, leñe... No pongamos medallas a quien no las merece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada