miércoles, 23 de enero de 2013

DJANGO UNCHAINED

En todas las películas de Quentin Tarantino ha habido un equilibrio perfecto entre el humor, los momentos serios y la violencia más descarnada. Por desgracia, y a mi modo de ver, su nueva película adolece de un exceso de parodia. Digo esto, porque en las entrevistas, Tarantino ha recalcado que éste es un homenaje a los spaguetti westerns, pero le ha salido algo que se acerca por momentos a "Sillas de montar calientes" de Mel Brooks, más que al cine de Sergio Leone. Toda al primera parte de la cinta es una sucesión de momentos, la mayoría humorísticos, que empalagan demasiado. Sin embargo, a partir de que la pareja de protagonistas, Jaime Foxx (Django) y Christoph Waltz ( Schultz) llegan a la plantación del temible Calvin Candie (DiCaprio) el tono de la cinta se oscurece y endurece: La pelea de mandingos extremadamente violenta y las conversaciones con el potentado sureño, que poseen esa tensión tan característica del realizador. Sabes que en cualquier momento va a explotar una bomba, pero desconoces cuándo. Del primer bloque sólo salvaría la escena de los encapuchados, ya que posee el verdadero sello de su autor, pero lo más conseguido está en la parte final, de una película, que por otra parte adolece de una duración excesiva : 165 minutos es demasiado tiempo y lo que en otras de sus cintas nos ha mantenido atrapados, aquí aburre soberanamente... Por no decir el momento final de Django sobre su caballo, una muestra de lo que hacen en Jerez en las exhibicones equinas. Pelín ridículo. Lo mejor: Una vez más, Christoph Waltz, que borda su papel. Leonardo DiCaprio, cuyo personaje da miedo y asco a partes iguales y el repugnante personaje interpretado por un recuperado Samuel L. Jackson, un negro racista hasta la médula. Lo peor: Aparte de lo ya reseñado, la elección musical, que en otras películas del director era genial, aquí se equivoca escogiendo temas de rap que no pegan ni con cola. Y sobre todo se nota la tijera en el montaje, de ahí la recomendación de los productores, hermanos Weinstein, de dividir la película en dos. Y finalmente, ¿porqué tiene que salir Tarantino, con lo mal actor que es?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada