jueves, 17 de enero de 2013

ANNA KARENINA

Entre adaptaciones cinematográficas y miniseries para televisión, diferentes directores nos han ofrecido más de una decena de versiones de esta clásica historia de amor y tragedia escrita por Leon Tolstoi. Pero la que nos muestran ahora Joe Wright (Expiación, Hanna) y el guionista Tom Stoppard (Shakespeare in love...) nos sumerge de lleno en el "Teatro del Mundo": cuatro paredes imaginarias, un escenario que recorremos a lo largo y ancho y sus bambalinas. Versión barroca, muy visual y en al que la música tiene un papel muy importante. Anna Karenina, casada felizmente con un miembro del gobierno, Karenin, se topa con el amor apasionado, encarnado en al figura del joven militar Conde Vronsky y todo su mundo, su seguridad, se pondrá patas arriba. Es una relación sin futuro, como él mismo le comenta en uno de sus ardientes encuentros y la intolerancia de la gente hará que Anna se convierta en uan paria entre los suyos, la alta sociedad rusa prerevolucionaria. El guionista Tom Stoppard nos traslada a ese teatro, con la sombra de Shakespeare revoloteando sobre la trama y con un cast coral, en el que varias historia se entremezclan con la de la desgraciada Karenina. Asimismo, el director, hace gala de un gran virtuosismo a la hora de mover la cámara, como por ejemplo en la sensual escena de baile que Anna y Vronski comparten, principio del fin para su relación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada