miércoles, 19 de diciembre de 2012

HUNTED

A veces uno se topa con nuevas series de la forma más inusual: Leyendo un cómic. Y es que en el último ejemplar americano del Fatale de Ed Brubaker, éste recomendaba una serie británica de espias. Y como me ocurrió con la genial Braquo, le eché un vistazo. Sam Hunter es una guapa y resolutiva agente que trabaja para Byzantium, una empresa privada que se dedica al espionaje industrial. Tras un suceso traumático que la separa de sus compañeros y la pone al borde de la muerte, decide desaparecer una temporada. Pero los misterios que la rodean son demasiados, incluido uno de su infancia, que la ha marcado de por vida. Regresa a Londres y al trabajo: Su nueva asignación será la de cuidar del nieto de un importante hombre de negocios, Jack Turner, un tipo sin escrúpulos, que maneja los bajos fondos con la misma habilidad que las finanzas. Su débil hijo Stephen vive traumatizado por el suicidio de su esposa y se sentirá atraido por Álex (la falsa identidad de Sam...). Pues bien, Sam deberá buscar su hueco en esta desestructurada familia, a la vez que obtiene información sobre el próximo objetivo de Turner. Durante ocho episodios seremos testigos de las habilidades de la agente, las traiciones dentro de su propia empresa, al relación amor-odio que establece con su antigua pareja, Aidan Marsh. Situaciones violentas, agentes dobles y misterio, mucho misterio. A su creador, Frank Spotnitz ya lo conocemos porque fue uno de los guionistas de Expediente X y su spin off Millenium. La protagonista, Melissa George, sabe conjugar una mezcla de fragilidad y fortalieza en sus justas medidas, convirtiéndose en una máquina letal en las violentas y muy bien resueltas escenas de acción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada