viernes, 26 de agosto de 2011

UN HOMBRE BASTANTE BUENO


Ulrik (Stellan Skarsgard) acaba de salir de la cárcel tras cumplir una larga condena por asesinar al amante de su mujer. Ahora es un hombre cambiado y su antiguo jefe Jensen ,un mafiosillo de tres al cuarto, lo tiene todo preparado para su regreso, aunque él no está muy por la labor. Duerme en un cuarto de la casa de la repulsiva hermana de Jensen, que a cambio de la cena le exige sexo, cosa a la que él no se niega, estoico.
Trabaja en el taller mecánico del ex marido de la casera, un tipo bastante particular al que le da un ataque al corazón, dejándolo sólo con la recepcionista, una mujer algo borde, aunque luego sabremos que tiene razones para serlo.
Ulrik tiene un hijo al que no conoce y después de un polvo rápido con su ex, va a verlo, iniciando una especie de relación que la novia embarazada de éste no ve con agrado.
Así transcurre la vida de este personaje callado, que se deja llevar de un lado a otro hasta que las circunstancias empiezan a cambiar, dejando salir a su antigua manera de ser, mucho más expeditiva que la actual.
Comedia noruega que presenta un grupo de curiosos personajes, algunas situaciones inverosímiles y que provoca la risa con un sentido del humor muy particular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada