lunes, 8 de agosto de 2011

SUBMARINE


Oliver Tate nos cuenta su vida. Estudia en un instituto donde todos lo consideran un friki (que lo es). Vive con sus pocos comunicativos padres, que están pasando por una etapa de crisis (no es de extrañar, viéndolos). Su madre recupera la amistad de un antiguo compañero (genial Paddy Considine) de estudios, que ahora es una especie de gurú, místico, que da charlas de autoayuda(con bastante poca verguenza).
Oliver está enamorado de una compañera de clase, Jordana, tan esquiva y rarita como él (tiene sus motivos).
Pero Oliver tiene planes para todos sus frentes abiertos. Pretende conquistar el amor de Jordana y perder su virginidad antes de su próximo cumpleaños. Además, hará todo lo posible para que entre sus padres renazca la llama del deseo.
Nos encontramos ante una curiosa comedia dramática, retrato de personajes que pese a lo exagerado, no son por ello menos reales. Sufren la marginación y los golpes de la vida como otros más "normales".
Richard Ayoade, su director y guionista, adapta la novela de Joe Dunthorne y nos presenta momentos divertidos por lo surrealista que se mezclan con algunos bastante dramáticos, donde la terrible realidad irrumpe sin que te lo esperes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada