lunes, 1 de agosto de 2011

GREEN LANTERN


Todos los lectores de comics conoceréis la historia de Hal Jordan, el Green Lanter de La Tierra: El moribundo Abin Sur le da su anillo y a partir de ahí es suya la responsabilidad de proteger nuestro planeta.
La versión de la historia que se da en la película es la modernizada por el guionista de comics (que aquí hace las labores de productor ejecutivo) Geoff Johns. El planeta Oa es impresionante y tanto los diseños del lugar, como de los otros lanters y los Guardianes respetan al comic original.
Además, la idea de que el traje surja del poderoso anillo es original y visualmente queda bien en pantalla, diferenciando a este superhéroe más "cosmico", por así decirlo de los que se cosen su propia ropa.
Los problema de la cinta son varios: Primero, ese reverso cómico del protagonista que siempre tiene que tener una frase o coletilla ingeniosa, dándole a la cinta en muchos momentos un tono de comedia que no le va nada bien.
Una historia como la que se nos cuenta debe tener momentos épicos, de emoción, en las que el héroe se lanza de cabeza al peligro y regresa triunfante. Pues no, en esta cinta no los vamos a encontrar por desgracia... De hecho, el que suscribe bostezó en algún que otro momento.
La relación de Hal (Ryan Reynolds) con la chica de la película, Carol Ferris (Blake Lively) es sosa, sin fuerza, no te la acabas de creer. Y Lively ha demostrado que es buena actriz, como ya demostró en The Town. Asimismo, Reynolds, cuando quiere deja de lado al payaso que lleva dentro y lo da todo (Buried). Y la actuación de Peter Saasgard como Hector Hammond es desastrosa, poniendo nervioso al personal.
Por lo demás, el director Martin Campbel cumple a la perfección tras las cámaras. Tan sólo se nota en algunos momentos que se han cortado escenas, como en la súbita y atropellada llegada de Parallax a nuestro planeta...
En fin, DC sigue sin tener demasiada suerte en adaptar sus comics, a excepción de las aventuras de El Caballero Oscuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada