viernes, 25 de marzo de 2011

WELCOME TO THE SPACE SHOW



Una variopinta pandilla de chavales se reúne para pasar unos días de vacaciones en una escuela abandonada. Sus padres saben que se portarán bien y los dejan al cuidado del mayor y más responsable de todos.
En cuanto llegan al lugar salen a la búsqueda de un conejo perdido, pero van a encontrar otra cosa: un perro malherido. Después de trasladarlo al colegio y curarlo, éste recupera la consciencia y ante la sorpresa de todos, habla y camina sobre dos patas. No se trata de un cánido normal, Pichu es un extraterrestre que, agradecido, les ofrece a los niños un maravilloso viaje a la cara oculta de La Luna, donde hay una base intergaláctica, en la que miles de seres de diferentes razas y planetas conviven en paz y armonía.
Todos están enganchados el show de televisión Space, cuyo presentador es el realidad el villano de la historia, un alien de aspecto curioso, que con la complicidad de una famosa cantante, pretende robar de La Tierra y luego a los niños unas plantas de wasabi, con las que pretende dominar a todos los seres de la galaxia.
Space opera a la nipona, esta película es una delicia visual, recuerda a aquellas aventuras en las que un grupo de chicos/cas tenían mil y una aventuras, todo ello mezclado con algún momento dramático y sobre todo con mucho, mucho humor. A destacar los diseños de los cientos de personajes, las naves espaciales... que pueblan la pantalla, en un delirio de color.
Después de Summer Wars, uno de los mejores animes de los últimos tiempos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada