sábado, 26 de marzo de 2011

SUCKER PUNCH



Imaginad una coctelera gigante en la que podáis meter todo lo que os gusta y mezclarlo. Eso es exactamente lo que ha hecho Zack Snyder en su nueva película: Zombies steampunk, la Primera Guerra Mundial, Japón, samurais gigantes, anime, El Señor de los Anillos, dragones, robots, ciudades futuristas... y un montón de cosas más.
¿Le ha salido bien? Bueno, en parte. A grandes rasgos la historia es la siguiente: Una dulce jovencita queda huérfana. El lascivo padrastro pretende violar a su hermana pequeña y ésta, por accidente al intentar defenderla, la mata. Es ingresada en un psiquiátrico lúgubre que rige la Dra. Gorski (atractivísima Valeria Golino) y un enfermero Blue. La chica va a ser sometida a una lobotomía y su mente huye, se escapa a un mundo paralelo en el que el recinto se ha convertido en un burdel donde ella y otras chicas bailan para los repulsivos clientes.
Los bailes de Baby Doll, la protagonista, la llevan a otros mundos y allí un sensei (Scott Glenn) le marcará el camino a seguir si quiere ser libre. Deberá reunir un mapa, fuego, un cuchillo y una llave. El final es un misterio que ella sabrá sólo cuando llegue.
Junto a sus compañeras Blondie, Sweet Pea, Rocket y Amber vivirán fantásticas aventuras para conseguir los objetos y en la otra realidad, huir del prostíbulo.

Cada aventura se convierte en una set piece sensacional, cambiando estéticas y temáticas. La acción es brutal y manejada con maestría por Snyder.
Lo malo es que el tema de los "bailes" de la sosísima Baby Doll (Emily Browning, fallo de casting total con una carita entre asco y pena que no puede evitar...) resulta repetitivos. Además, no hay ningún misterio en la trama, desde el primer momento se sabe lo que ocurre y por qué, dejando sólo para el final una sorpresa que redondea bastante el desenlace, todo ello adornado con frases rimbombantes y vacías.
De todas formas, Snyder en ningún momento pretende contar otra cosa que un comic, una aventura con mucha acción, chicas guapas y malos muy malos.
La selección de temas musicales, entre los que destaca una versión del Sweet Dreams de Eurythmics y Bjorg está muy bien elegida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada