lunes, 28 de marzo de 2011

SOMOS LO QUE HAY


En un Mexico D.F. de pesadilla, un extraño hombre fallece en el suelo de un centro comercial. En su casa, lo esperan su mujer e hijos. Algo extraño ocurre con esta gente, se desesperan al conocer la noticia de la muerte de su progenitor y su esposa, entre gritos, lo acusa de frecuentar a las prostitutas.
La hija le habla al hermano mayor. Éste debe convertirse en el líder de la familia ahora e iniciar un rito, si no morirán de hambre. El hermano pequeño es un chico violento y desconfiado. Juntos deberán ir a la ciudad para encontrar carne fresca, ya que ésta es una familia de caníbales.
A la vez, una pareja de policías recogen en la morgue el contenido del estómago del padre muerto: un dedo de mujer. En medio de las chanzas de sus compañeros, inician una investigación.
Lo que más aterroriza de esta producción mejicana, opera prima del director Jorge Michel Grau, es el sórdido retrato que hace de la ciudad, donde todo es suciedad, oscuridad y nos lleva a esa casa donde hay infinidad de cajas de cartón con las pertenencias de las víctimas de los ritos.
Para los chicos no será sencillo ejecutar sus planes, y menos con una enloquecida madre que los cuestiona todo el tiempo, negándose a comer a una de sus primeras víctimas (cuando veáis la película sabréis por qué...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada