lunes, 29 de octubre de 2012

ARGO

La realidad supera a cualquier tipo de ficción. Y si no que se lo digan a los protagonistas de esta historia... 1980. la revolución en Irán expulsa del trono al Sha. El pueblo y el ejército se hace con le poder... Mientras tanto, seis norteamericanos que vivián en la embajada estadounidense deben refugiarse en la de Canada, ya que si son descubiernos serán tratados como espías y ajusticiados. El FBI le encarga a Tony Mendez, un agente especializado en "extracciones" la difícil tarea de sacar al grupo del país. Su idea será la más desquiciada, pero la única viable, por lo que se pone manos a la obra: Será el productor de una pelicula de ciencia ficción, Argo, cuyos exteriores se rodarán en Irán y cuyos miembros serán el grupo oculto. Sólo los contactos en Hollyuwood que posee Mendez pueden hacer creible esta historia, y una vez en el país deberá, andar con pies de plomo, ya que será seguido, fotografiado y vigilado. Esta misión fue desclasificada por el gobierno de Clinton, por eso no hemos sabido nada de ella hasta ahora. Ben Affleck, director y protagonista del film nos situa en pocas escenas en el lugar y su situación política. La trama avanza con rapidez y fluida, saltos de una oficina gubernamental a otra, politiqueo vario y zancadillas que se ponen los diferentes gerifaltes. Pero tal vez la parte más curiosa es la que se desarrolla en Hollywood, con decorados de cartón piedra y rememorando cintas que ya se han convertido en míticas (Star Wars, El Planeta de los Simios). Los dos contactos de Mendez, interpretados con sorna por John Goodman y Alan Arkin, harán todo lo posible por dar verosimilitud al montaje. La parte final es la más tensa, ya que el grupo se juega el cuello y hasta el final no sabremos si el descabellado plan dio resultado o no y sobre todo, quién se llevó el mérito. De entre todos los secundarios destaca el gran Bryan Cranston, el prota de esa maravilla llamada Breaking Bad, que interpreta al superior de Mendez. Affleck demuestra, una vez más, que es uno de los jóvenes directores más interesantes del momento. Tanto, que le han encargado la adaptación de la novela de Stephen King, Apocalipsis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada