jueves, 25 de octubre de 2012

LOOPER

Sin duda, nos encontramos ante una de las películas del año. Por desgracia, cada vez la lista se va haciendo más corta, debido a la sequía creativa que invade las oficinas d elas productoras holliwodienses. Menos mal que, de vez en cuando, nos llega un soplo de aire fresco. Y es que la carrera, corta pero muy interesante, del director de esta película ya nos hacía presagiar buenos títulos. Brick fue una original aproximación a la serie noir dentro del microcosmos de un instituto norteamericano y The Brothers Bloom nos remite a esas películas setenteras de robos, mezcladas con algunos locos momentos. Pero vayamos a la trama: En el año 2044, los Loopers se encargan de matar y eliminar los cuerpos que les son enviados desde el futuro. Su vida como "profesionales" no suele durar demasiado y llegará un día en el que tendrán que asesinar a su yo futuro, eso sí, a cambio de una jugosa paga final en lingotes de oro y una esperanza de vida de 30 años. Joe es uno de estos loopers. Su vida se limita a los "trabajos", drogarse y contratar los servicios de la prostituta Suzie... ha reunido una gran cantidad de lingotes de plata, loq ue le asegura una buena jubilación, mientras tanto aprende francés para cuando viaje a París. Pero todos esos planes van a trastocarse cuando, un dúa, enfrente la mirada a un enviado del futuro, él mismo. Noqueado, desprovisto de su arma y abandonado, tendrá que improvisar antes de que los hombres de Abe, su cruel jefe, lo encuentren y torturen. Se cuenta que en el futuro, un solo hombre gobierna en submundo criminal. Un misterioso hombre que se abrió camino y eliminó a sus oponentes el sólo... No quiero contar mucho más de la trama, pero dentro de un trama propia de la serie negra, se mezclan elementos futuristas, de sci fi y fantásticos, dando como resultado la que yo diría que es lamejor película de género del año. Destacan sus intérpretes, Joseph Gordon-Levitt como el descreído Joe-joven, su contrapartida madura, Bruce Willis, que cuando quiere nos ofrece una de esas muestras de que es más que un puro action hero, y que puede enfrentarse a un rol dramático. Emily Blunt es Sara, un personaje que aparece a la mitad de la película y que tendrá mucha, muchísima importancia en el desarrollo y final de la historia. Lo dicho, una pequeña maravilla que demuestran que el talento está por encima del dinero, y así lo demuestra su guionista y director.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada