miércoles, 29 de mayo de 2013

SIGHTSEERS

Si con sus dos primeras películas, Down Terrace y Kill List, el director Ben Wheatley demostró que era un realizador británico a seguir, con ésta última se reafirma. A diferencia de las otras, en su nueva producción
 opta por un humor negro, negrísimo. Y es que nos encontramos ante la historia de Chris y Tina, una parejita algo especial. Ya entraditos en años, él es el primer novio para la chica, que convive con una madre absorbente y chantajista moral , que utiliza la muerte de la mascota, para hacerle la vida imposible.
La pareja ha organizado un viaje en el que con una caravana, recorrerán diversos puntos turísticos de la geografía británica. Y esa es la intención inicial, además de disfrutar de la pasión contenida durante tantos años. Lo malo es que un tipo bastante maleducado se cruza en su camino y Chris no puede evitar atropellarlo con su auto. Éste será el primero de una serie de crímenes que va a mostrar la verdadera cara, primero de él, y después de Tina. Son unas personas reprimidas, envidiosas y que explotan al menor roce. En fin, dos psicópatas.
La trama está narrada con una socarronería impresionante y no evita algún que otro momento bastante sangriento, llevando a esta pareja (junto al perrito Banjo) a un viaje sin retorno posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada