miércoles, 18 de enero de 2012

ALCATRAZ


Todos los productos, cinematográficos o televisivos, que llevan la fima del nuevo Rey Midas de Hollywood, J.J.Abrams, despiertan la emoción enfervorizada de los aficionados. Lo malo es que en los últimos tiempos nos hemos llevado varias decepciones, entre ellas las series Undercover y Person of interest y la película Super 8 (no era para tanto... prefiero mil veces Attack the block). Es por ello que la emisión de esta nueva serie producida por Abrams y creada por Elizabeth Sarnoff (Lost, Deadwood), Bryan Wynbrandt y Steven Lilien (Kyle XL) lo pone de nuevo en la palestra.
Con una cabecera que hace homenaje a las series clásicas, la voz en off de Sam Neill nos explica que los 302 habitantes de la prisión de Alcatraz desaparecieron justo antes de su cierre. Nos encontramos con una trama policiaca, muy clásica, bastante vista, protagonizada por la joven agente Madsen (pizpireta Sarah Jones) y el orondo Dr. Diego Soto (Jorge García) un estudioso de la prisión y friki para más señas... En cada episodio vamos a ser testigos del regreso de uno de los presos, lo que fue su vida en la prisión y lo que hacen una vez llegados a nuestra época.
La serie tiene varios problemas: El primero es que no deja de ser la típica-tópica serie policiaca, resultando aburrida por momentos, con una prota resultona pero que tampoco llena la pantalla y un compañero que, bueno, Rodrigo Garcia vuelve a hacer de Hurley (empiezo a sospechar que se interpreta a él mismo...) y que no pega enmedio de la trama ni con cola.
Sam Neill es el siempre misterioso agente Emerson Hauser, que tiene una base secreta bajo Alcatraz (¡) y una prisión en un bosque donde va encarcelando a los regresados...
Al final, lo único que puede llegar a llamar la atención es saber quién y cómo hicieron desaparecer a los presos, pero por lo demás...
Veremos algunos episodios más, pero esto huele a bluff de manera impresionante. La burbuja Abrams se deshincha a pasos agigantados. La alta calidad de muchos productos televisivos nos obliga a ser exigentes y las expectativas levantadas se vienen abajo ante producciones como ésta. Ya nos pasó con Lost...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada