lunes, 30 de diciembre de 2013

UN REPASO A LO MEJOR DEL AÑO, CATÓDICAMENTE HABLANDO... (Y 2)

Empecemos con las novedades, que las ha habido y muy buenas: Con The Americans nos hemos enganchado a esa trama de espías en plena Guerra Fría. Masters of Sex ha sorprendido también, sobre todo pro el trabajo interpretativo de sus protagonistas, Michael Sheen y la sexi Lizzy Caplan. The Blacklist puede convertirse, con el tiempo, en una nueva 24... House of Cards ha recuperado a un Kevin Spacey que nos ofrece una de sus mejores interpretaciones, y Robin Wright no se queda atrás. Orphan Black nos ha cautivado por la versatilidad de su protagonista, Tatiana Maslany, y una trama que te engancha desde el primer momento. Orange is the new black ofrece a partes iguales un humor negro mezclado con momentos de alta carga dramática. Qué decir de Ray Donovan, un puñetazo directo al estómago, las "aventuras" de este fixer en Hollywood. Pequeñas grandes joyas como Rectify, que ha puesto en la palestra al Sundance Channel. The Bridge es divertida, con personajes muy pasados de rosca en al frontera de Estados Unidos con México. Utopía es una auténtica idea de olla, pero que engancha con una trama de conspiraciones, mensajes ocultos en cómics y personajes de lo más extraño... Low Winter Sun, pese a haber sido cancelada, ofrecía una mirada al cuerpo de policía de Detroit y a la ciudad que era muy interesante. Mob City no ha estado nada mal, dejando un final abierto. Espero que Frank Darabont tenga más suerte que con la AMC...
Pero la que considero ha sido la mejor serie nueva de este año es Hannibal. Una visión arriesgada, innovadora y dirigida a estómagos preparados, que supera al retrato cinematográfico del personaje. Absolutamente genial e hipnótica (Gran Mads Mikkelsen).
Boardwalk Empire sigue demostrando la gran serie que es, dejando callados a aquellos que la criticaron en su primera temporada. Homeland ha demostrado, pese a comenzar esta tercera temporada de una manera que nos sorprendió a todos, que han tenido de valentía de ofrecer un final lógico con lo que se nos ha ido narrando. The Newsroom sigue teniendo los mejores diálogos de la tele. Juego de Tronos es la gran adaptación que las novelas de Martin merece. The Walking Dead ha mejorado ostensiblemente, con una cuarta temporada que corta la respiración. Shameless es genial, punto. De Justified qué os voy a decir, si es una serie que mejora temporada a temporada. Sons of Anarchy se encamina a su final y nos ha dejado un episodio final de temporada terrible, sin concesiones. ¿Y Mad Men? Buff, ¿de verdad alguien esperaba ese final de temporada para Don Draper? Impactante.
Dicen que todo lo bueno ha de terminar. La impresionante Treme vuelve a demostrar el gran guionista que es David Simon, en ese retrato de New Orleans, sus habitantes y sobre todo, la música. Eastbound & Down regresó con fuerza, en una temporada super divertida y con un final genial. Y para terminar, la serie de la que todos hablan, se la recomiendan unos a otros y que dudo que haya alguien a la que no le guste. Está claro que me refiero a Breaking Bad, un producto televisivo redondo. Visualmente innovadora y con un grupo de guionista, con el creador a la cabeza, Vince Gilligan, que se merecen todos los premios habidos y por haber. Ellos y, por supuesto, todos los actores de la serie, con el superior Bryan Cranston comandándolos en una serie que ya es un clásico de la televisión.
Espero que el año que viene sigamos siendo tan afortunados por visionar productos televisivos de tan alta calidad, que nos distraen de los problemas de la vida real. Hasta pronto!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada