viernes, 27 de diciembre de 2013

THE BLACKLIST

Una agradecida recomendación de última hora ha hecho que viera los diez primeros episodios emitidos en la televisión norteamericana. No soy muy amigo de los procedurals, pero en este caso me tengo que quitar el sombrero.
Raymond "Red" Reddington (James Spader) es uno de los criminales más buscados por las agencias gubernamentales de los USA, pero hasta el momento nadie ha podido atraparlo. De repente, sin previo aviso, se entrega al FBI y les plantea un acuerdo: Si se comunica solamente con la agente Elizabeth Keen y le ofrecen inmunidad les proporcionará una lista negra donde están los peores terroristas, asesinos y conspiradores del planeta.
¿Qué diferencia a esta serie? Pues que además de dedicar cada episodio a un peligroso elemento, la relación de Red y Keen se va haciendo cada vez más compleja, e iremos descubriendo secretos de lo más peligrosos.
Creada por Jon Bokenkamp y producida, entre otros, por el realizador Joe Carnahan, es un producto que posee un ritmo endiablado y la historia principal va cobrando peso hasta llegar a un momento importante en el episodio doble (9-10) en el que se desvelarán algunas incógnitas, mientras la vida de los protagonistas pende de un fino hilo...
Los guionistas han creado a un bon vivant del crimen, un fixer que conoce y es conocido por todos los fuera de la ley, un tipo que no pestañea a la hora de sacrificar a un enemigo, pero que, tras una capa de cinismo, esconde una historia, un misterio que parece relacionarlo con Elizabeth.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada