lunes, 16 de diciembre de 2013

OPEN GRAVE

Un hombre (Sharlto Copley) despierta en una fosa, rodeado de cadáveres. No recuerda quién es, ni nada de su pasado. De pronto, una silueta en sombras le lanza una cuerda y puede salir del pozo. Se encontrará con un grupo que ha pasado por su mismo trance pero se han hecho fuertes en una casa, con víveres, armas y fotos que les dan alguna que otra pista.
Al principio tratan con desconfianza al protagonista pero, poco a poco, irán surgiendo recuerdos, imágenes de su pasado que comienzan a reconstruir lo que le ocurrió.
El peligro surge cuando se encuentran con humanos enloquecidos, que parecen padecer una extraña enfermedad que los hace atacar a sus semejantes.
Poco más se debe contar de la misteriosa trama, ya que perdería fuerza al saber, finalmente, la terrible verdad.
Una muy original vuelta de tuerca al género de los infectados (en este caso no son zombis, pero casi), dirigida por el español Gonzalo López-Gallego (Apollo 18), en su segunda e interesante incursión en el cine USA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada