viernes, 7 de junio de 2013

STOKER

Éste es el apellido de una familia formada por Evelyn (Nicole Kidman), la madre; India (Mia Wasikowska), la hija y el padre recién fallecido en un accidente de coche, Richard (Dermot Mulroney).
India, que acaba de cumplir los dieciocho, no reacciona bien ante la pérdida de su padre y se encierra en su mundo, leyendo libros de normas ante los funerales y rodeándose de las cajas con los idénticos zapatos que Richard le regalaba todos los años.
Su madre es una mujer atractiva y se siente muy atraída por la inesperada visita del hermano menor de Richard, Charles (Mathew Goode) un tipo que cuenta infinidad de anécdotas sobre sus viajes alrededor del mundo. La presencia de su tío hace que la chica fije su atención en él, ya que hay algo que la perturba, parece como si entre los dos existiera un vínculo invisible, más allá del meramente sanguíneo.
Poco a poco, la chica irá descubriendo pequeños detalles, objetos que la guiarán por un camino sin retorno, que la cambiará para siempre, floreciendo una personalidad hasta ahora oculta.
Hay muchos directores orientales que a la hora de dar el salto al mercado USA pierden su fuerza, su identidad. No es el caso de Park Chan-wook (Trilogía de la venganza- Simpathy for Mr-Mrs Vengeance, Oldboy...) ya que mantiene un estilo visual propio, hipnótico en algunos momentos y sin el cual, esta película perdería toda su fuerza.
Como dato curioso, decir que el guión viene firmado por Wentworth Miller, el hermano bueno (y tatuado) de la serie Prison Break.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada