viernes, 21 de junio de 2013

ORPHAN BLACK

Sarah (Tatiana Maslany) regresa a su ciudad después de un año de "huida" de su existencia anterior, donde dejó atrás a su hija pequeña. La vuelta va a ser traumática, ya que mientras espera en una estación de Metro, es testigo del suicidio de una chica idéntica a ella. Tras robarle el bolso se inicia una historia que es lo más parecido a una montaña rusa para la protagonista. Adoptará la personalidad de la chica muerta e irá improvisando a medida que le surgen los problemas, que no serán pocos. Perseguida por su ex novio, un camello bastante violento, buscará ayuda en su compañero de casa de acogida y medio hermano Felix, un chico gay que pone la nota de humor en la serie.
Pero el misterio rodea a la vida de la chica muerta y Sarah, sin saberlo aún, es un peón muy importante en este juego.
En estos momentos estamos algo necesitados de buenas historias de ciencia ficción en al pequeña pantalla, y ésta promete. Poco a poco iremos descubriendo capas de este misterio y por qué la chica se va encontrado con copias idénticas de ella...
Cabe destacar la labor camaleónica de la protagonista, que sabe meterse en la piel de diferentes personajes en esta coproducción de la BBC norteamericana y una productora canadiense, escenario donde se desarrolla la trama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada