jueves, 2 de febrero de 2012

THE ARTIST


No voy a nombrar a ninguno, pero más de un director actual debería echarle un vistazo a esta película, sencilla en apariencia y que nos lleva a otra época del cine, a sus comienzos: George Valentin es una estrella del cine mudo, una especie de Douglas Fairbanks de la época que lo mismo interpreta al Zorro, que a cualquier otro aventurero, desplegando una estudiada gama de expresiones para dar a enterder su estado de ánimo. Tiene dinero, está casado (Penelope Ann Miller) y todo le va de maravilla. El director de sus filmes, Al Zimmer (John Goodman) lo cuida y mantiene con él una relación amistosa.
Un día, la casualidad hace que Valentin se cruce con una chica que quiere empezar como actriz. El flechazo es instantáneo, pero las conveciones hacen que sus caminos se separen. La chica, Peppy (Berenice Bejo), tiene desparpajo y poco a poco, trabajando mucho, escala en la industria cinematográfica hasta convertirse en una nueva estrella.
Justo en ese momento comienzan a hacerse las primeras pruebas de sonido y el estudio para el que trabaja Valentin se lanza de cabeza a la producción de cine sonoro, ante la negativa de su máxima estrella.
El tiempo pasa, Valentin es olvidado, aunque trata de regresar dirigiendo y protagonizando una nueva película muda. Pero los tiempos han cambiado y ahora todo el mundo disfruta con la pizpireta Peppy, que sin embargo, no ha olvidado a George.
El destino hará que sus caminos vuelvan a cruzarse de una manera dramática.
Es curioso, que a estas alturas, esta película del francés Michel Hazanavicius resulte tan distraída. Acostumbrados como estamos a mareantes movimientos de cámara, al 3D... Y ahora viene este señor y nos demuestra lo que es el puro cine, sin fuegos artificiales, ni complicadas vueltas de tuerca. Por no hablar de Jean Dujardin, que hace suyo un papel que no logro imaginar en el pellejo de otro intérprete: seductor, aventurero, cómico, atormentado... Todos los registros los borda y hace creible a este personaje que como muchos otros de su época, quedaron relegados ante el avance de la tecnología. Ah! Y no quiero olvidar a otra de las estrellas de la película, el perro, que se convierte en un personaje importante, con peso, en la trama (atención a la escena del salvamento).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada