lunes, 19 de agosto de 2013

PAIN & GAIN

Todos los que detestan el cine de Michael Bay (yo el primero....) deberían ver su nueva película, ya que es una buena muestra de que de vez en cuando la suerte llama a la puerta de un realizador como él, especialista en las explosiones, los primeros planos de nalgas femeninas y la destrucción total y absoluta.
Se nos cuenta la historia de un trío de lo más curioso: Daniel Lugo (Mark Whalberg), Paul Doyle y Adrian Doorbal. El primero es un caradura con suerte que ha ido a parar a un lujoso gimnasio de Miami. Pero él quiere cumplir el Sueño Americano a las bravas y quiere salir del "agujero" en el que vive a toda costa.
Paul (Dwayne Johnson) es un ex convicto, cristiano y ex cocainómano que comienza a trabajar en el gimnasio y Adrian es un cliente del lugar que por culpa de los esteroides tiene graves problemas de erección y tiene predilección por las chicas rellenitas.
Estos tres, digámoslo claramente, cutres fijan su objetivo en Victor "Pepe" Kershaw (Tony Shalhoub), otro cliente del gimnasio que ha construido un pequeño imperio en la ciudad y al cual pretenden despellejar, pero a lo bruto.
Tras secuestrarlo, lo someten a todas las torturas posibles, pero el tipo es duro de pelar y les va a costar sangre y sudor que entre por el aro.
La película avanza narrada en primera persona por sus protagonistas, además de Kershaw y Ed DuBois (Ed Harris) un ex detective privado que tendrá un papel esencial en la resolución del caso.
Una vez que el trío consigue lo que quiere, caerán en una espiral de excesos y gastos, lo que los llevará al caos más absoluto y finalmente, a enfrentarse a las consecuencias de sus descontrolados actos.
Bay narra la historia con un ritmo frenético y utiliza todos sus tics, esta vez bien, con mucha ironía y contando con un reparto de excepción. Nunca Mark Whalberg estuvo tan creíble en su papel de vigoréxico con pocas luces...
Y lo más alucinante de la historia es que está basada en hechos reales, como comprobaremos en los títulos finales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada