lunes, 2 de mayo de 2011

THOR


Pues la verdad es que fui al cine un pelín acojonadete ante esta nueva versión de un personaje Marvel. No es que no confiara en Kenneth Branagh, todo lo contrario, lo considero un director de probada trayectoria. Pero ésta es una peli de superhéroes.
Tras un prólogo un tanto anticlimático, a mi parecer. Jane Foster(Natalie Portman) y su equipo se encuentran en el desierto investigando unos extraños fenómenos atmosféricos. De pronto, un vórtice se abre en le cielo estrellado y se forma un remolino de polvo y tierra en el que el equipo se interna dentro de su furgoneta. De pronto, de la nada, aparece un hombre al que atropellan.
Es entonces cuando realmente empieza la película. Se nos ofrece una explicación sobre mitología nórdica, la existencia de Asgard, el hogar de Thor y compañía y la guerra con los Gigantes de Hielo.
Toda esta parte tiene ese todo épico necesario. Ésa cámara que sobrevuela la impresionante ciudad sobre las nubes te deja sin aliento y tanto la familia de Thor (Odin, Loki...) como sus compañeros de aventuras Lady Sif, Falstaff, etc, están bien retratados. Tan sólo se hecha en falta un poco más de dureza en Odin, pero es mi punto de vista.
Thor peca de orgullo y "ayudado" por su hermanastro Loki es desterrado a La Tierra, sin poderes y desprovisto de su martillo Mjolnir, fuente de todo poder.
Entonces comienza una parte divertida de la cinta en la que Thor es golpeado, atropellado, drogado, sin que el pobre se entere de lo que pasa a su alrededor.
Las maliciosas maquinaciones de Loki harán que éste envíe a Midgard (La Tierra) al Destructor, un ser poderoso encargado de eliminar al "desvalido" Thor.
Una de las cosas que se agradecen en esta película es que tiene un argumento que no acumula líneas, personajes y situaciones. Es una historia efectiva, resultona. ¿Qué podría haber estado mejor? Sí, tal vez. Pero me remito al caso de Iron Man y Iron Man 2. ¿Cuál os gusta más?
En el tema actoral, Chris Hemsworth lo hace bien, ofreciendo un Thor creíble física y actoralmente, pero el verdadero descubrimiento de la cinta es Tom Hiddleston, que recrea a un Loki impresionante, un villano de los de verdad, con sus luces y sus sombras.
Lo negativo: Bueno, algunos se han quejado de la elección del actor de color Idris Elba para interpretar al asgardiano Heimall. Sí, bueno, vale, pero tampoco se tambalea al trama, aunque sea un sinsentido...
Lo que realmente me ha gustado muy poco es la forma de narrar las peleas de Brannagh. Ahí se denota su inexperiencia ante ellas. Acerca tanto la cámara a la acción que no se ve nada, convirtiéndose en movimientos de cámara que provocan mareo. Hay que aprender de virtuosos de la acción como Zach Snyder, por poner un ejemplo.
En fin, una peli divertida, con un metraje ajustado y un final (quedáos hasta después de los créditos) que remite directamente a la futura cinta de Los Vengadores... Ah, atentos a una de las primeras escenas dentro del salón de trofeos de Asgard. Mirad, mirad, a ver que identificáis por ahí...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada