lunes, 6 de septiembre de 2010

THE KILLER INSIDE ME


Jim Thompson es uno de los grandes nombres de la literatura de serie negra. Hombre curtido en mil empleos, pudo salir del pozo y vivir de su trabajo, aunque su obra no fue reconocida hasta años después de su muerte. Pues bien, junto a 1280 Almas, este El asesino dentro de mí, es una de sus mejores obras: Lou Ford es el joven ayudante del sheriff de un pueblo del medio oeste norteamericano. Es un tipo bien mirado en su comunidad y lleva una vida intachable. Eso es, al menos, lo que él deja entrever... Lou es un asesino, un trozo de hielo que elimina cualquier obstáculo que se le presente, y es así cuando tiene que visitar a una prostituta que en las afueras del pueblo está ofreciendo sus servicios. Pero al ver su algelical rostro (normal, está interpretada por Jessica Alba) se enamora perdidamente de ella y comienza a mantener una turbia relación llena de elementos sadomasoquistas.
A la vez, Lou tiene una bonita novia, Amy (Kate Hudson) con la pretende casarse. Pero todo se viene abajo cuando el hijo de un rico terrateniente se mezcla con Lou y éste elabora una violenta venganza que implica a Joyce, la prostituta.
Retrato fiel de la novela original. Duro, sin concesiones, que hará volver la cara a algunas almas puras. Los actores, en especial Casey Affleck están magníficos y las dos chicas también bordan sus papeles, creo en una de sus mejores interpretaciones.
Michael Winterbotom, director ecléctico donde los haya, no se corta un pelo en esta historia de sexo y violencia con un final que os dejará con la boca abierta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada