martes, 9 de abril de 2013

HANNIBAL

Juzgar una nueva serie por su episodio piloto puede ser una tarea peligrosa, cuántas y cuántas nuevas producciones nos han obnubilado con una primera entrega y después han caído en la monotonía de los procedural (léase...) o han planteado argumentos cuanto menos distraídos para ser, al poco tiempo, ajusticiados por la inmisericorde guadaña de los datos de audiencia (u otras razones, miren Luck, por ejemplo...)
En fin, esta nueva serie viene avalado por Bryan Fuller, uno de los creativos con más personalidad del medio catódico. Entre sus producciones están Wonderfalls, Pushing Daisies, el fallido reboot de Los Munster e infinidad de episodios de series (Heroes, Tan muertos como yo, Star Trek: Voyager y Espacio profundo 9...)
El creador y guionista se mete en un mundo ajeno, el del escritor Thomas Harris, que nos regaló a el psicópata por antonomasia: Hannibal Lecter, un psiquiatra con unos gustos culinarios bastante "personales".
A estas alturas no creo que haga falta más presentación. La trama de la serie se sitúa antes de la primera novela de la serie "Dragón Rojo" y nos muestra a Will Graham (Hugh Dancy), un colaborador del FBI, en lo que asesinatos cometidos por psicópatas se refiere. Graham tiene una cualidad que lo hace especial: Empatiza con el asesino, se mete en su piel y revive el crimen. Lo malo es que debe soportar un peso enorme sobre sus espaldas, ya que sus sueños están poblados por fragmentos , pistas de estos crímenes, haciendo de Graham un ser tímido, huidizo, y solitario (en pocas pinceladas se nos muestra a la perfección, dejando en bragas a las versiones vistas en las adaptaciones de Dragon Rojo realizadas por Brett Ratner y Michael Mann).
El agente Jack Crawford (Lawrence Fishburne) lo recluta de nuevo para que lo ayude en la resolución de una serie de asesinatos de jovencitas y a la vez lo emparejará con el doctor Lecter (Mads Mikkelsen), iniciándose así una curiosa relación, ya que la sombra de Lecter pivota sobre los asesinatos, implicándose en ellos, jugando con la mente de Graham y mostrándonos al espectador que él es el peor asesino de todos (la escena "culinaria" con los pulmones lo deja bastante claro).
Visualmente está muy bien resuelto ese momento en el que Graham "conecta" con el criminal", una especie de diapasón, de péndulo pasa ante sus (nuestros) ojos para retroceder unos segundos, minutos y ver lo que ocurrió en la escena del crimen.
Si hubiera que poner algún pero serie que en la versión original el acento de Mikkelsen "canta" en algunas ocasiones, pero por lo demás nos podemos encontrar ante una digna sucesora (aunque no tenga demasiado que ver, tan sólo el tema de los psicópatas) para Dexter, que terminará en comienza su temporada final en junio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada