lunes, 1 de abril de 2013

ANTIVIRAL

PRECAUCIÓN, esta película no está recomendada para hipocondriacos.
De casta le viene al galgo, y en ésta, la ópera prima de Brandon Cronenberg, nos sitúa en un futuro cercano, prácticamente actual, en el que la gente vive con pasión el fenómeno fan. Llegando al límite de contraer las infecciones y enfermedades de sus ídolos.
El joven Syd March trabaja en una de las compañías que ofrecen estos "paquetes" de productos, pero secretamente trafica con los virus, inoculándoselos él mismo, convirtiéndose en una probeta humana, lo que le hace vivir en un estado de constante enfermedad.
Hanna Geist es la principal estrella de la compañía y Syd cometerá el terrible error de llevar dentro el virus que la está matando, con las consecuencias que ellos conlleva.
La trama se va complicando cuando otro traficante conozca las intenciones de Syd, así como la compañía competidora, que pondrá todos sus medios para conseguir esta enfermedad que sería un bombazo si llegara a venderse.
La trama mezcla el género criminal con una visión enfermiza, obsesiva, del mundo de los fans y las grandes compañías farmacéuticas.
Sobresaliente para el vástago de David Cronenberg, que explora terrenos ya conocidos por su progenitor...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada