domingo, 21 de febrero de 2010

LA ISLA INTERIOR


Shutter Island, la última película del gran Martin Scorsese es un viaje a un lugar oscuro, un penal psiquiátrico donde una de sus reclusas se ha fugado como por arte de magia. Los agentes Daniels y Aule (DiCaprio y Ruffalo) son envíados para solucionar el caso, pero las cosas no son lo que parecen en este tétrico lugar. Los doctores, guardas, hasta los pacientes parecen ocultar algo. El agente Daniels tiene extraños arrebatos y ensoñaciones que nos muestran hechos de su pasado. Piezas de un puzzle que unidas a lo que se van encontrando en la isla nos darán la clave de lo que allí está sucediendo.
Scorsese se pone hitchconiano en esta adaptación de la novela de Dennis Lehane, donde la paranoia tras la guerra mundial, los experimentos psiquiátricos llevados al límite y una atmósfera malsana y oscura nos sitúan perfectamente en la historia de la que, por desgracia, no puedo contar mucho más (atentos, puede sufrirse el síndrome "Sexto Sentido" con algún amigo cabroncete).
La fotografía, música y el casting (DiCaprio, Kingsley, Von Sydow...) están elegidos a la perfección y hacen de éste un producto que roza el cine de terror, otras veces el thriller, y aunque no es una obra maestra nos ofrece un par de horas en las que tendremos que devanarnos los sesos para dar con la verdad que se oculta tras los muros de este psiquiátrico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada