sábado, 7 de septiembre de 2013

RIDDICK

La primera media hora, prácticamente muda, de esta película, me parece ejemplar: El protagonista es abandonado en un inhóspito y letal planeta y debe sobrevivir, no sin poca dificultad.
Hasta aquí todo es un disfrute: Los paisajes, el flashback con los Necroferos... Todo parece prometer una peli interesante, que lo es, pero en cuanto las tripulaciones de los cazarecompensas llegan al planeta seremos testigos de laargos e insulsos diálogos que la mayoría de las veces no llevan a ningún sitio. Se salva el tema por las escenas de acción intercaladas, pero que no evitan que la cinta se haga demasiado larga, además de provocar una sensación de deja vu demasiado evidente con respecto a la primera entrega de la saga.
Y eso que hay buenos momentos: La relación de Riddick con su "mascota" y el final de ésta, la travesía en las motos voladoras, la muerte del insoportable personaje interpretado por Jordi Mollá...
En fin, una peli distraída, pero en la que se tendrían que haber cuidado mejor los diálogos (absurdos algunos) y recortar un pelín el metraje. No da para dos horas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada