viernes, 24 de diciembre de 2010

BLACK SWAN


Después del realismo desgarrado de "El luchador", Darren Aronofky nos sumerge en una historia oscura, terrorífica, enmarcada dentro del mundo de la Danza.
Nina es una joven aspirante, tímida, apocada. Con una madre (recuperada Barbara Hershey) que no tiene nada que envidiarle a la madre de Carrie... Forma parte de una compañía liderada por Tomas (Vincent Cassel), un director en cuyos planes está sustituir a la estrella (Winona Ryder) y buscar a una nueva Reina de los Cisnes en el ballet El Lago de los Cisnes. La elegida será Nina y un auténtico infierno se desatará ante ella. Celos, miedo, una sexualidad reprimidad y una presión sádica por parte de Tomas y su madre que la llevará a la locura, a una transformación física y mental en busca de una perfección que finalmente hallará, pero pagando un alto precio.
El cine de Aronofky es siempre duro (aún tengo pesadillas con Requiem por un sueño...) y esta muestra no lo iba a ser menos. Imágenes de pesadilla, sombras y una doble infernal que persigue a la protagonista son algunos de los ingredientes de este film en el que destaca la interpretación de la protagonista, Natalie Portman, ofreciendo una de sus mejores interpretaciones. De Oscar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada