lunes, 24 de febrero de 2014

THE MONUMENTS MEN

La nueva película coescrita y dirigida por George Clooney tenía, a priori, muy buena pinta: En los estertores finales de la Segunda Guerra Mundial, un grupo de expertos en arte son convocados para formar un comando cuya misión será salvar obras de arte que los nazis han robado y ocultado. En el grupo hay norteamericanos, un inglés y un francés (sí, recuerda un poco al clásico chiste).
Comandados por Frank Stokes (Clooney) se trasladan a Europa y comienzan sus pesquisas, ya que el propio Hitler planea construir un enorme museo con todo el arte expoliado por sus tropas.
Al ver el tráiler la cosa parecía una especie de "Indiana Jones del arte" pero, por desgracia, la cosa tiene varios problemas. En primer lugar, el tono a lo "película clásica", que no funciona, incapaz de conectar con el público de hoy en día. Entremezcla momentos "humorísticos" (bastante sosos, la verdad) con algunos trágicos, pero que se quedan a medio camino (las sucesivas muertes de dos miembros del comando, bastante ridículas, todo hay que decirlo...) y todo subrayado con una banda sonora, digamos, inapropiada, con un tema dramático que termina por hastiar o causar la risa del espectador.
Los personajes tienen poca profundidad, son meros arquetipos: El galán buen tipo (Matt Damon), el gruñón (John Goodman), el torpe (Bob Balaban) y la francesa fría y distante (Cate Blanchett)...
Sólo hay un par de escena que destacan sobre el resto del metraje: El descubrimiento de un nazi oculto en la campiña y el interrogatorio de un oficial.
No es una mala película, pero aburre por momentos y carece de un hilo conductor, dando saltos en la trama que hacen que el espectador pierda el interés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada