sábado, 26 de diciembre de 2009

CACHETADAS A TUTIPLÉN!
Hay muchos tipos de pelis, las que nos emocionan, nos hacen pensar en temas importantes (el amor, la muerte...) En fin, que hay géneros e historias para todos los gustos. Pero, de vez en cuando, ¿no os apetece ver algo que sin complicaciones? Son las llamadas películas de palomitas (aunque yo odio comer en el cine, o lo que es peor, oir como los demás lo hacen).
Pues bien, toda esta introducción viene a colación porque anoche vi Ninja Assassin, una película enormemente divertida, con acción a raudales, violencia por un tubo y litros de sangre digital. Lo mejor para quitarse de encima la reseca navideña. Ya empieza uno a tener dentera de tantos buenos sentimientos y tanta hostia.
No contiene grandes interpretaciones. De hecho, a excepción del ninja protagonista (que salía en Speed Racer ) el resto de protas son muy conocidos en su barrio, pero lo que es en el cine... Pero es lo de menos, aquí lo que prima son una coreografías bestiales, una cámara que enloquece u shurikens que nos pasan rozando cada dos por tres.
¿La historia? Es lo de menos, lo de siempre vamos. Venganza, amor, orgullo... Los temas habituales de este género.
Al salir del cine estaba contento y con ganas de encontrarme con un grupo de ninjas a los que poder enfrentarme...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada