lunes, 25 de junio de 2012

THE FADES

Paul es un chaval que junto a su amigo de todala vida, Mac, sufre las pullas de sus compañeros de instituto entre los que se encuentra su propia hermana, que lo detesta, El chico tiene problemas desde que su padre abandonó a su familia y en los últimos tiempos una extraña pesadilla lo persigue y hace que se despierte empapado por sus propios orines. Por otro lado, un oscuro grupo llamado Los Angelics, lucha en la ciudad contra los muertos que se han quedado atrapados en nuestra realidad. Son Los Fades: Violentos, carnívoros y cuyo jefe, parecen tener un plan. De hecho, Sarah, uno de los Angelics, es asesinada por éste y vagará perdida, incapaz de hacerle conocer su destino a su marino, que piensa que lo ha abandonado. Los destinos de Paul y Neil, el resolutivo líder de los Angelics, se cruzarán, mientras más y más personas van desapareciendo, sumiendo a la ciudad en un estado de pánico total. Podíamos decir que esta es la respuesta adulta a fenómenos como Crepúsculo o la saga Harry Potter. Sus protagonistas son chavales, frikis, que no se comen un rosco, pero todo está tratado desde una óptica realista, aunque la trama sea de género fantástico: Por ejemplo, Paul descubre que tiene unas angelicales alas mientras se masturba pensando de la mejor amiga de su borde hermana, Jay, de la que está enamorado. Pero claro, que podíamos esperar de un guionista como Jack Thorne, que escribió muchos episodios de la maravillosa This is England, así como Skins. Tiene experiencia de sobra en retratar a los jóvenes británicos de hoy en día. Durante seis entregas seremos testigos de la sangrienta guerra entre los Angelics y los Fades y el momento final, en el que Paul deberá tomar las riendas de la situación, aunque por ello deba dejar muchas de las cosas que le importan atrás... Sorprende que la cadena estatal BBC emita esta serie plagada de expresiones malsonantes, sexo y violencia bastante gráfica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada